Saltar al contenido

Biografía de Frida Kahlo

Frida Kahlo el Día de Muertos, en México

La internacionalización y asimilación de una figura artística por parte de la cultura pop suele llegar siempre de imprevisto. La imagen de la pintora Frida Kahlo, constituye un revulsivo para una época que parece empeñada en abolir los cánones de belleza. Siempre trató de romper los moldes establecidos en una sociedad eminentemente reaccionaria, como era la mexicana entre los años 30 y 40.

Su rostro, siempre impávido, que estaba configurado por dos pobladas cejas y un sombreado bigote, ha sido canonizado por el movimiento feminista, convirtiéndose en un referente e icono universal. Tampoco pasaban desapercibidos sus alegres y coloridos vestidos, que sin embargo, escondían una historia de malditismo, dolor y sufrimiento. ¿Quién fue Frida Kahlo? Te lo contamos.

Infancia

Nació el 6 de julio de 1907 en Coyoacán, México, y fue la cuarta de cinco hermanos, fruto de la unión matrimonial entre Guillermo Kahlo y Matilde Calderón. Su padre, con raíces luteranas burguesas, y fotógrafo documentalista de profesión, se vio obligado a emigrar a México desde el actual Baden-Wurtemberg por las desavenencias con su madrastra.

Muchos de los retratos de Frida que se conservan fueron realizados por su padre, y tal vez de ahí nazca la fijación de la artista por los autorretratos. En un primer momento, la familia estableció su residencia en Veracruz, lugar al que llegó Guillermo en el años 1890. Poco después de formalizar su matrimonio, se mudaron la casa de Coyoacán, que marcaría la infancia y legado pictórico de la precoz artista.

Estudió el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria, formando parte del primer grupo de 35 mujeres admitidas por primera vez en una escuela que estuvo históricamente vetada para ellas. Allí pudo codearse con la élite intelectual del país, conociendo a figuras como la de Miguel Lira, donde también, además de su vocación artística, nació su deseo de militancia política y agitación social.

Toda su vida estuvo marcada por el infortunio, debido a la poliomielitis que contrajo en 1913, y debido a un fatídico accidente que sufrió en el año 1925, cuando apenas tenía 18 años. Cuando regresaba de la escuela a su casa, junto al que por aquel entonces era su novio, el autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía, provocándole múltiples fracturas de importancia. Luego del accidente fue sometida a multitud de intervenciones quirúrgicas que fueron minando poco a poco la moral de la artista e impregnando su obra.

Frida Kahlo fotografiada por su padre (1932)

Obra y fama internacional

Estos periodos de letargo y abotargamiento en la cama le sirven a Frida para realizar un complejo ejercicio de introspección, que luego plasmaría en sus cuadros, usando los mismos como medio de expiación.

Fue encasillada dentro del movimiento surrealista, aunque ella siempre rehusó de esta etiqueta, afirmando que su obra no emanaba del onirismo, sino de su propia experiencia vital, marcada por la realidad en la que estaba imbuida.

Sin lugar a dudas, sus obras más populares e internacionales corresponden a las de su serie de autorretratos, donde siempre figuraba su rostro presidido por una intensa mirada, y conjugaba diversos elementos metafóricos que ayudaban a conformar la plasmación de sus vivencias más íntimas; sus relaciones familiares, los amores y desamores, y la pátina siempre presente de sus achaques de salud, amén de un regionalismo local latente.

Amores y desamores

El dolor de sus huesos nunca fue impedimento para que Frida cultivara una profusa vida social, en la que tuvo varias relaciones sentimentales, de las que podemos destacar la que mantuvo con el pintor muralista Diego Rivera, el que fuera su gran amor. La pareja oficializa su relación con una boda, que en palabras de Frida, fue la de un elefante y una paloma. De esta relación amorosa eclosiona también la filiación de Frida por el ideario comunista, llegando a militar en el partido, y ofreciendo, junto a su marido, asilo político a León Trotski entre los años 19 y 1939.

En en el año 1940, y tras los continuas infidelidades de Diego, deciden poner fin a su relación. Esto no supone ningún obstáculo en la carrera artística de Frida, que sigue abonando su repertorio pictórico con obras que hoy gozan de extraordinaria importancia, como los Los ojos de Frida (1948).

Alcanza fama mundial presentando su obra en Nueva York, Paris o Boston. Pese a que buena parte de su vida estuvo eclipsada por el estrellato de su marido, consiguió abrirse paso gracias a su derroche de talento y personalidad contestataria.

Los colores de su obra se fueron apagando como la llama de su espíritu, y tras varios intentos de suicidio motivados por las cada vez más complejas y dolorosas intervenciones, fallece finalmente a los 47 años de edad, siendo ya un referente generacional y una artista de talla internacional.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Revista educativa CursosOnlineWeb.com. Equipo de redacción profesional. (2022, 03). Biografía de Frida Kahlo. Escrito por: Javier García. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://cursosonlineweb.com/biografia-de-frida-kahlo.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto