Saltar al contenido

Tipos de coaching

Clases de coaching

El coaching constituye una metodología de trabajo relacionada con el desarrollo personal y profesional, en la que el coach, que es una persona con experiencia en un campo concreto, le proporciona apoyo y seguimiento al coachee, otra persona con menor experiencia en dicha área.

El término nace del vocablo en inglés to coach, que podría traducirse como entrenador, y guarda ciertas similitudes con la mentoría y la tutoría, pero se diferencia de estas en que su enfoque se centra más en tareas específicas, en oposición a finalidades de un ámbito más general.

Con el apoyo personalizado que proporciona el coaching, se logra un aprendizaje más veloz y más orientado a la acción, así como un soporte emocional que resulta de vital importancia de cara a lograr los cambios necesarios para alcanzar una meta concreta.

Dado que el coaching se centra en orientar acerca de un tema específico, existe una gran diversidad de tipos de coaching de acuerdo a su metodología. Veamos una clasificación con algunos de los más relevantes.

Coaching personal o de vida

El life coach representa la modalidad de coaching más popular. Se fundamenta, sobre todo, en el aspecto emocional y anímico y persigue lograr una mejora en el día a día de la persona.

No hay que confundir la labor de un coach personal con el de un psicólogo. Mientras que el segundo trata de resolver una patología, el primero está más orientado a individuos que desean romper los bloqueos que les impiden avanzar hacia donde les gustaría estar, y alcanzar así el bienestar. El apoyo del coach pretende ser ese impulso que necesita para vencer la resistencia hacia los cambios que desea afrontar.

Coaching organizacional

Es una clase de coaching que se aplica en ciertas organizaciones, con el fin de incrementar la productividad, la capacidad de liderazgo y, en general, las relaciones entre compañeros, consiguiendo así una mejora en el clima laboral, fomentando el trabajo en equipo, al aprendizaje, etc.

Dentro del coaching organizacional existen dos clases de coaching.

Coaching empresarial

Se enfoca de forma general en organizaciones y empresas, en contraposición a otros enfoques más individualizados. Gestión del tiempo, trabajo en equipo, desarrollo profesional… Dadas las características del coaching empresarial, con este tipo de coaching se mejoran los canales de comunicación, tanto dentro como fuera de la propia organización, así como la productividad y la flexibilidad del grupo.

Coaching ejecutivo

Este entrenamiento se dirige a ejecutivos y su meta, mediante un trabajo individualizado, es que estos desarrollen actitudes y habilidades que les ayuden a desempeñar su actividad profesional. Comunicación, liderazgo, gestión del tiempo… las áreas a tratar son prácticamente las mismas que las del coaching empresarial, solo que dedicando su soporte a un ámbito individual, no colectivo.

Coaching deportivo

Motivación, capacidad de sufrimiento (resiliencia) y persistencia se unen para dar forma a un potente cóctel para alcanzar las metas deseadas en la esfera deportiva. Contar con el asesoramiento y el seguimiento de un coach deportivo incrementa notablemente las probabilidades de éxito, en gran parte gracias a la motivación que esto supone. Esto es así porque el deporte requiere de mucha fuerza de voluntad y, a su vez, el motor de la fuerza de voluntad es la motivación.

Coaching deportivo

Coaching ontológico

La ontología constituye un enfoque filosófico que analiza la naturaleza del ser y de la existencia en sí misma. El coaching ontológico se aupa a hombros de la ontología y parte de la premisa de que la realidad que percibe cada individuo no deja de ser un mero constructo y, por tanto, es susceptible de ser interpretada y transformada por él. Con esto no decimos que transforme la realidad objetiva, suponiendo que exista una, pero sí su percepción sobre la misma y, por tanto, su realidad subjetiva.

Este tipo de coaching es un ejercicio de introspección con el que se revisa qué somos y qué queremos ser, y busca el cambio externo a través de un cambio interno del propio ser. Dicho de otra manera, su objetivo principal es que el individuo se incursione en un proceso de transformación personal y se haga a sí mismo de acuerdo a sus preferencias.

Coaching sistémico

Esta clase de coaching no reconoce a la persona como un elemento aislado, sino como parte de un sistema y se centra en él, entendiendo a las organizaciones como sistemas con vida propia.

Coaching coercitivo

Emplea técnicas de motivación para fomentar en el individuo un sentimiento de pertenencia a un determinado grupo. Las estrategias que emplea tienden a ser bastante radicales, lo que le ha granjeado numerosos detractores.

Coaching con PNL

El coaching PNL se basa en la programación neurolingüistica, que es una disciplina que estudia la relación entre el lenguaje y la mente.

Con ella se trabaja en una reestructuración de los pensamientos para afrontar e interpretar la realidad de un modo más óptimo, ayudar a cambiar determinadas costumbres nocivas, etc.

Coaching con inteligencia emocional

La inteligencia emocional, como medio de autoconocimiento y control de nuestras propias emociones, resulta un potente arma para lograr el bienestar y la plenitud. Además, actúa como elemento transformador del propio ser y, con ello, se influye en el exterior desde un cambio a nivel interno.

Coaching cognitivo conductual

Mediante un entrenamiento de las capacidades cognitivas, receptivas y expresivas, tales como la memoria y el aprendizaje, se orienta al coachee en base a la psicología conductista, lo que implica el análisis de la respuesta del individuo ante ciertos estímulos.

Coaching transformacional

Como ya habrás podido observar, existen varios tipos de coaching que están estrechamente relacionados entre sí. Esto se debe a que la mayoría de los cambios que deseamos en nuestras vidas se logran a raíz de transformaciones en nuestro modo de ser y de actuar.

El coaching transformacional busca esta metamorfosis identificando los bloqueos que les han impedido progresar hasta el momento, lo que resulta muy eficaz a la hora de lograr objetivos.

Modalidades de couchin

Coaching de sombra

Esta técnica de coaching se fundamenta en el análisis del individuo a través de la observación in situ de manera discreta y silenciosa, para no influir en su comportamiento habitual.

Coaching de atracción

Durante el siglo XIX nació la denominada ley de la atracción que postula que los pensamientos influyen de forma directa en la realidad, de tal manera que, como si de imanes se tratase, se atrae aquello en lo que se piensa, tanto si es algo positivo como si es negativo.

Esta modalidad de coaching funciona bajo esta premisa y se orienta en suprimir los pensamientos negativos y fomentar los positivos.

Tanto si uno es creyente de que la mente modela la realidad como si no, lo cierto es que, a efectos prácticos, pensar de forma optimista influye en nuestra forma de actuar y, a su vez, nuestras acciones influyen en la realidad que nos rodea.

Coaching educativo

Con el coaching educativo trasladamos los beneficios de esta práctica al ámbito estudiantil, buscando un incremento en el rendimiento del estudiante inculcando motivación, responsabilidad, compromiso y, claro está técnica de estudio.

Coaching familiar

Atacando la trascendental área de las relaciones familiares, el coaching familiar encauza sus esfuerzos en reforzar los lazos familiares y proporciona consejos y seguimiento personalizado para superar las dificultades que hayan podido surgir.

Career coaching

Su misión es la de brindar orientación profesional y llevar de la mano al interesado hacia sus objetivos laborales.

Skill coaching

Entrenamiento de habilidades

Su traducción al español es entrenamiento de habilidades, lo que ya puede darnos una idea de por dónde van los tiros. Este tipo de coach se especializa en una habilidad concreta, uniendo conocimiento y experiencia en dicho terreno, con las capacidades propias de un coach para transmitir conocimiento, motivar, etc.

Coaching de fortalezas

De la fusión del coaching con la psicología positiva, nace el coaching de fortalezas. En este caso, la labor del coach consiste en poner de relieve las fortalezas personales del sujeto y utilizarlas en su beneficio.

Este se dirige aquellos que buscan otra perspectiva para mirar el mundo. Tiene su cimiento en la capacidad para enfrentar y superar determinadas adversidades, y al igual tiene su base en el positivismo, lo cual le ayuda a conseguir un cambio significativo.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Revista educativa CursosOnlineWeb.com. Equipo de redacción profesional. (2016, 01). Tipos de coaching. Escrito por: Red educativa. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://cursosonlineweb.com/tipos-de-coaching.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto