Saltar al contenido

Máquinas tragaperras: historia y tipos

Máquinas tragamonedas

De moneda única, con multiplicador o de bote progresivo, con diferentes % RTP (porcentaje previsto de devolución al jugador) y nuevas y atractivas experiencias multimedia que sumergirán al jugador en una montaña rusa de emociones, las máquinas tragaperras se han convertido en algo habitual, no solo en los lugares dedicados a los juegos de azar, como los casinos, sino también en otros destinados al ocio en general, como es el caso de muchos bares.

Repasamos su historia y te mostramos las clases de máquinas tragamonedas más populares.

Historia de la máquina tragamonedas

Los juegos de azar son tan antiguos como el hombre, pudiendo encontrar vestigios de su uso en el año 2000 a.C, en el remoto Egipto, donde los hallazgos presentes en forma de jeroglífico muestran dados de seis caras.

Las sospechas de los antropólogos sitúan el juego como parte de la cotidianeidad ya presente en la prehistoria, quizá más con un trasfondo mágico que lúdico. Desde entonces el juego ha ido evolucionando y tomando cuerpo en diferentes aparatos, sirviendo al entretenimiento de millones de personas.

Las máquinas tragaperras, también conocidas como máquinas tragamonedas o slots, constituyen uno de los inventos más populares dentro de los juegos de azar. Surgida en el año 1894 e ideada por Charles Fey, consiguió colocar la apodada como Liberty Bell Machine en todos los salones y bares del Viejo Oeste, desplazando a los por aquel entonces habituales juegos de cartas. Poco a poco los slots fueron ganando popularidad mientras se extendían imparables más allá de los límites de San Francisco, llegando a Europa y al resto de continentes.

En la actualidad, los casinos online nos brindan la oportunidad de jugar en línea a multitud de slots desde la comodidad de nuestra casa. Esta revolución tecnológica ha traído consigo grandes avances en el sector, ofreciendo a los usuarios un amplísimo abanico de máquinas a golpe de clic.

Tipos de tragamonedas

Veamos a continuación una clasificación de los principales tipos de máquinas tragamonedas.

Máquinas tragaperras básicas, para los de la vieja escuela

Para muchos un paradigma obsoleto, que sin embargo ha logrado medrar hasta nuestros días. Estas máquinas primigenias, que fueron las reinas indiscutibles de los bares, limitan las jugadas a una sola moneda.

Pese a su desaparición progresiva, en pro de las máquinas multiplicadoras, son muchos los locales que aún atesoran una de estas piezas que hoy podrían ser consideradas retro, apelando como reclamo a la nostalgia de sus jugadores.

Los casinos online también nos brindan la oportunidad de disfrutar esta experiencia para puristas, contando con un pequeño pero selecto grupo de juegos basados en la premisa de la moneda única.

Aumenta tus posibilidades con las máquinas tragamonedas con multiplicador

La irrupción de las máquinas multiplicadores dibujó un nuevo horizonte en el sector del juego. Estos slots, los más frecuentes en la actualidad, disponen de un completo pero intuitivo sistema de apuestas y reparto de premios.

Básicamente podemos afirmar que las tragaperras multiplicadoras aumentan y multiplican el premio en función de los créditos introducidos, premiando así la constancia y aumentando las probabilidades de ganancia conforme vayamos aumentando nuestro tiempo de juego.

Dentro de las mismas, podemos encontrar diferentes conceptos que orbitan en torno a esta idea, siendo las más habituales aquellas con multiplicador directo, que nos riegan con premios directamente proporcionales a la apuesta realizada, y también aquellas que cuentan con un multiplicador de bonos, donde, efectivamente, el tiempo jugará a nuestro favor.

Al haberse distribuido e implementado de forma masiva, encontraremos centenares de opciones con diferentes temáticas, conceptos y efectos visuales, dotando al juego de una nueva profundidad a todos los niveles.

Así, podemos complacernos con slots de 15 líneas, o dar el paso a las titánicas tragamonedas de 20, 50 o ¡hasta 100 líneas! Todo ello, por supuesto, convenientemente amenizado con increíbles efectos sonoros y visuales.

Jackpot, o como optar a premios millonarios

Las máquinas de jackpot se caracterizan por devolver suculentos premios. Provistas de una red de interconexión, van aumentando progresivamente el bote, de forma paralela a las apuestas realizadas. Esto viene a significar que, cuantos más créditos se introduzcan, tanto más grande será el premio acumulado.

La total arbitrariedad a la hora de repartir este sustancioso premio, las hacen totalmente irresistibles para los jugadores más osados. Al igual que en otros juegos de azar, como la lotería, podríamos ser tocados por la divina providencia y ganar un premio especial con una pequeñísima apuesta.

A su vez, este tipo de tragaperras se subdividen en jackpots de bote fijo y máquinas tragaperras progresivas, pudiendo optar a un bote previamente dispuesto en las primeras, y a uno acumulativo en las segundas, siendo estas últimas las preferidas por muchos, debido a los incrementos estratosféricos que pueden llegar a producirse.

Parte de la magia de este sistema reside precisamente en la posibilidad de cambiar nuestras vidas con una simple apuesta. ¿Juegas?


Registrado en Safe Creative
Referencias, créditos & citaciones APA
Revista educativa CursosOnlineWeb.com. Equipo de redacción profesional. (2022, 04). Máquinas tragaperras: historia y tipos. Escrito por: Javier García. Obtenido en fecha 11, 2022, desde el sitio web: https://cursosonlineweb.com/maquinas-tragamonedas.html

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto