Saltar al contenido

Características del arte románico

Arte románico

Este movimiento floreció como resultado de la prosperidad material que existía en la época y de la renovación espiritual que surgió. El arte románico tuvo un enorme auge en los siglos XI y XIII, destacando su arte en los periodos de la Edad Media y el período feudal.

Su estilo se basó y se adaptó a una sociedad sin cultura y controlada enteramente por la iglesia. Constituyó uno de los primeros estilos de arte y fue cambiando a medida que se acercaban a la Edad Media. Trató de reflejar la sociedad feudal, la guerra y el cristianismo y, por ello, actuaron en la creación de un gran número de iglesias y edificios religiosos.

¿Qué es el Arte Románico?

El arte es el espejo que representa cualquier cultura. El arte está influenciado por pensamientos, fe y sistemas religiosos. Las formas de arte más hermosas de la arquitectura y el diseño de interiores se pueden encontrar en los lugares de culto. Cada época está simbolizada por una forma de arte de culto, que, por supuesto, sufre cambios y da paso a otra forma de arte.

En este orden, el arte románico se desarrolló después de la caída del Imperio Romano, estilo artístico que se extendió por gran parte de Europa entre el siglo XI y principios del siglo XIII d.C. Después de su caída, el cristianismo se convirtió en la religión oficialmente aceptada.

Así pues, esta forma de arte influyó en las construcciones de muchas catedrales, monasterios, lugares de culto, etc., construcciones de grandes estructuras a fin de proporcionar suficiente espacio para los peregrinos. Los arquitectos romanos encontraron una idea ingeniosa como solución a este problema. Las estructuras de bóveda con arcos ayudaron a sostener los pilares, siendo uno de los elementos que caracterizan a este arte.

¿Cuáles son las características del arte románico?

Esta forma de arte, se manifestó de manera más relevante en la arquitectura, siendo caracterizada por su apariencia de solidez y por el uso del arco de medio punto y las bóvedas de cañón y de arista. Por ello, cuando el estilo comenzó a identificarse y estudiarse en el siglo XIX, se le dio el nombre de “románico” por considerarse una derivación del arte romano.

De esta manera, para los expertos el arte románico se puede caracterizar de la siguiente manera:

  • Arcos: Arcos apuntados de medio punto en ventanas, puertas y techos. Estos ayudaron a sostener los pilares.
  • Estructuras de Basílica: Las basílicas eran grandes estructuras que se usaban para reuniones públicas durante el Imperio Romano. Sin embargo, con el advenimiento del cristianismo, se lo conoce como un «lugar de culto».
  • Grandes espacios: Fueron hechos para peregrinos y devotos, y reuniones públicas.
  • Nuevos estilos: La forma en que fue implantada la arquitectura en los edificios, terminaría por asentar las bases de estilos como sería el gótico.
  • Arte manual: Tanto la arquitectura como la escultura y la pintura eran consideradas artes mecánicas, es decir, manuales, y no tenían el mismo valor que las actividades intelectuales.
  • Transmitir información por medio del relieve: Los muros de las iglesias estaban cubiertos por pinturas y relieves que tenían una función narrativa: transmitir a los fieles, generalmente analfabetos, los principios del cristianismo. Por este motivo, las iglesias románicas se han denominado “biblias de piedra”.

En resumen, esta forma de arte, se encontraba de la mano con la naturaleza debido a los temas rurales que se visualizaban en la mayoría de las iglesias. Reconocido como un arte pedagógico, debido a que, sus relieves tenían la intención de educar a las personas sobre la religión cristiana e inculcarles temor a Dios.

Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Revista educativa CursosOnlineWeb.com. Equipo de redacción profesional. (2022, 01). Características del arte románico. Escrito por: Jesús Morán. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://cursosonlineweb.com/caracteristicas-del-arte-romanico.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto